Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Técnicas’ Category

Pues eso me preguntaba yo la otra noche después de ver un documental en el National Geographic sobre la construcción del mayor rascacielo del mundo, el Burj Dubai. No es que pretenda que se construyan en mi ciudad mamotretos como este de más de 800 metros de altura pero, con tanta especulación del suelo, eso que nos cuentan de que ya no queda sitio para construir y que hay que irse a la periferia, me parecería lo más normal.

burj-dubai1

No quiero entrar en detalles de si el PGOU lo contempla o no y si son bonitos o feos, pero ¿no sería conveniente pasar ya a construir edificios con más de 10 alturas?

Habrá quien diga que el suelo de Cáceres no permite construir a gran altura debido a que es calizo, que hay agua subterránea y qué se yo, pero lo cierto y verdad es que peor sitio para construir estos rascacielos que Dubai, Japón o China no hay debido a sus grandes cambios climáticos e incluso a los terremotos y ahí están.

Hace 30 años, en las nuevas urbanizaciones, lo normal eran los pisitos de 4 alturas con y sin ascensor, en los últimos años se ha pasado a las 10 alturas. En medio se construyeron edificios muy altos justo al lado de los bajitos (edificio Estrella, la Torre y las Torres, etc) y nadie dijo nada ya que los que allí se trasladaron era la clase pujante.

Ahora que el Estado nos ofrece pisitos por 60.000 lereles y que son eso “pisitos” porque no hay espacio para construir ni en las afueras ¿no sería lo práctico hacer edificios el doble o el triple de alto? ¿no podríamos incorporar a nuestros sistemas de construcción las tecnologías que ya han desarrollado y llevan desarrollando más de 80 años otros países en estructuras más altas?

Al crecer en altura evidentemente habría que adaptar lo que ya hay al nuevo volumen de población (colegios, centros de salud, etc) pero nos ahorraríamos el gasto de infraestructuras en el extrarradio. También se podrían crear dentro de esos macro-edificios grandes zonas de aparcamiento, zonas de oficina, centros comerciales… vamos, que hay para todos los gustos.

Desde el Google Earth miro una zona como la barriada de Hispanoamérica, que son un montón de edificios de 3 alturas, por lo menos 15 bloques de 16 viviendas cada uno, es decir 240 viviendas; eso equivaldría a un  edificio de 30 alturas con 8 viviendas por altura siendo cada vivienda el doble de grande que antes, con ascensor y garaje, pero aún nos quedaría espacio suficiente para construir otro edificio igual pudiendo alojar otras 240 viviendas y sin eliminar las zonas ajardinadas. Este cálculo no es muy empírico ya que está realizado a ojímetro, mirando vía satélite desde el Google, pero podría servir para hacernos una idea.

zona

No sé, no sé… que alguien me alumbre.

Anuncios

Read Full Post »

Pues eso, que vamos a realizar dicha operación nosotros mismos.

Lo primero es perder el miedo, el sensor es delicado, pero no mucho más que nuestro culo y este lo limpiamos a diario (o al menos eso deberíamos hacer). Lo que sí es importante, al igual que cualquier otra tarea delicada, realizarla estando muy relajados, sin ningún tipo de prisas, en un sitio muy tranquilo y en este caso en concreto, que esté lo más libre de polvo posible.

Personalmente lo que hago, después de realizar la comprobación de la suciedad del sensor, es meterme en una sala con todo el material, colocarlo y esperar unos minutos a que la mayor parte del polvo que pueda estar suspendido se asiente.

Material necesario:

  • La cámara que queramos limpiar (evidentemente) y el manual de instrucciones si no nos conocemos el menú.
  • Un trípode (¡qué mejor sitio que este donde sujetar la cámara!)
  • Una pera gigante para soplar. Yo en su defecto utilizo un hinchador de colchonetas que uso únicamente para esto.
  • Un kit de limpieza que podemos comprar ya preparado o reutilizar unos palitos de los que vienen en un kit de esos poniéndoles unas toallitas limpia objetivos y mojándolos en alcohol isopropílico (de venta en farmacias).

Sobre los kits se puede decir de todo, los hay en seco, con un pincel estático que recoge el polvo muy bien pero que también hay que cuidar mucho. Su funcionamiento es como la del plumero atrapa-polvo que ahora muy de moda utilizamos en nuestros hogares; el problema es que pierden la electrostática que hace que se le pegue el polvo y al final, si no se cuidad, echan más polvo del que quitan. Los pinceles húmédos, personalmente, me gustan más. Permiten quitar esas manchas que se han quedado, literalmente, pegadas. Hay gente para todo y los hay que con los palitos que usan los médicos para mirar la garganta se fabrican unos palos que luego envuelven en toallitas que bla, bla, bla…, pero sinceramente, casi mejor comprar un kit.

El kit que yo he utilizado es el kit de repuesto para el GREEN CLEAN Sensor Cleaning System que consiste en dos palitos, uno húmedo y otro seco. Según decían en internet el defecto de este kit es que la parte húmeda está demasiado húmeda pero a mi no me ha dado esa sensación e incluso prefería que fuese así ya que tenía que remover mucha mugre y no quería hacer uso del “niquel nanas”. Vienen 3 kits completos pero ojo que hay que comprar el que corresponda al tamaño del sensor de nuestra cámara. El denominado “non full frame size sensor” para las que multiplican modelo APS-C y el modelo “full frame” para las de sensor completo. Según se dice por ahí, los mejores palitos para limpieza son los VisibleDust Ultar MXD-100 (Fabric) Sensor Cleaning Swab con el líquido Smear Away.

El kit me ha salido por 19,90 euros pero creo que merece la pena. Otra opción era construirse las “espatulitas”, ponerle un paño de papel limpia lentes y humedecerlo en alcohol isopropílico pero por 20€ no me ha parecido que mereciese tanto la pena a parte de que había que conseguir las espatulitas (que ahora ya las tengo y me pueden servir).

¡Ojo! El kit GREEN CLEAN consiste en los palitos y en un sistema de aspiración con un spray pero yo he pasado del spray en parte porque costaba 60€ y porque según leí no valía para gran cosa.

LIMPIEZA

  1. Asegurar bien la cámara en el trípode y colocarla de manera que podamos ver el sensor lo más claramente posible. Activar la opción de limpieza del sensor y quitarle el objetivo. Ahora podremos ver el sensor. Hay que tener mucho cuidado con no rozar el espejo pues es una pieza muy delicada.
  2. Antes de pasarle los palitos al sensor hay que eliminar cualquier rastro de polvo para no rallarlo. La opción del kit GREEN CLEAN era una especie de aspiradora pero realmente dicen que no sirve para mucho. Yo he decidido seguir algunos consejos de la web y después de fracasar en el intento de comprar una pera insufladora de aire tamaño industrial (he buscado hasta peras para lavativas en las farmacias) he decidido usar un inflador de colchonetas, con esto he conseguido levantar el polvo del sensor y evitar rallarlo. Una cosa que no hay que hacer es soplar con la boca ya que la saliva se quedaría en el sensor y es más complicado de quitar que el polvo.
  3. Le pasamos los palitos de limpieza, primero el húmedo (WET) y lo intentamos hacer de forma lineal, es decir, moviendo el palito siempre en línea recta, no haciendo círculos y lo más perpendicular posible al sensor. Si sabemos donde estaba la suciedad o tenemos la suerte de poder verla, incidiremos en esa zona.
  4. Ahora toca la fase de secado, para ello utilizaremos el palito seco (DRY) y lo pasaremos igual que hicimos con el húmedo, de forma lineal.
  5. Ahora podemos esperar unos segundos a que se evapore todo el alcohol que pudiese haber quedado, con unos 15 segundos es suficiente. Hay quien opta por soplar otra vez con la pera o el inflador para secar… cuestión de gustos.
  6. Finalmente también se podría limpiar un poco el espejo con el sobrante de los palitos si es que notamos que tiene suciedad incrustada.
  7. Poner la tapa o un objetivo inmediatamente para que no nos entre polvo.
  8. Podemos realizar de nuevo la comprobación de la suciedad del sensor. Si notamos que aún tenemos manchas pasaríamos al paso 1º. Podríamos reutilizar los palitos si hemos tenido el cuidado de volverlos a meter en su paquete una vez que hemos terminado de pasarlos por el sensor.

Una cosa muy importante  es el polvo que pueda tener el objetivo o la tapa; es muy importante limpiarlos bien ya que los sensores se cargan de estática durante el uso y atraen el polvo que pueda tener acumulado el objetivo o la tapa.

 

 Siguiendo este método he limpiado un par de veces mi Canon 350D y una Canon 1D Mark II.

Os dejo unos enlaces que me fueron de utilidad:

http://www.cleaningdigitalcameras.com/index.html
http://www.sergiodelatorre.com/blog/limpiezasensor/
http://cgi.ebay.es/Digital-SLR-Deluxe-Sensor-Cleaning-Kit-New-Low-Price_W0QQitemZ160224173788QQihZ006QQcategoryZ29994QQcmdZViewItemQQ_trksidZp1742.m153.l1262
http://cgi.ebay.com/Visible-Dust-HDF-Sensor-Brush-for-Arctic-Butterfly-724_W0QQitemZ280179568515QQihZ018QQcategoryZ15215QQssPageNameZWDVWQQrdZ1QQcmdZViewItem
http://www.visibledust.com/products.php?pid=305
http://www.visibledust.com/products_4a.php?pid=303
http://www.bythom.com/cleaning.htm
http://photo.net/equipment/digital/sensorcleaning/

Read Full Post »

Os voy a contar un truco que encontré para poder comprobar como tenemos de limpio o de sucio el sensor de nuestra cámara réflex. Que no se crean los que disponen de autolimpieza que con eso se terminarón los problemas… porque va a ser que no. La autolimpieza puede eliminar pequeñas motas de polvo que es lo que normalmente manchará nuestro sensor, pero una micro salpicadura del aceite que lubrica el espejo, la baba que se te pueda caer al poner un 70-200 f/2.8 IS, etc, etc, no la podrá limpiar.

A lo que vamos.

  1. Lo primero es encontrar una cosa muy blanca a la que hacerle una foto, nos puede servir una pared que no tenga sombras, una hoja de papel o la pantalla de nuestro monitor poniéndola en blanco (un cielo muy claro y sin nubes podría también servirnos).
  2. Ahora le hacemos una foto, esto va para los menos versados, con prioriodad a la apertura y cerramos todo lo que podamos el diafragma (a partir de f11 nos serviría).
  3. Ahora descargamos nuestra fotografía en una programa que tenga ajuste de niveles, el Photoshop seguro que nos sirve, y le damos a la opción “ajuste automático”.

Con esto podremos ver lo sucio que tenemos el sensor y nada más.

Sensor sucio

Sensor sucio

Sensor limpio

Sensor limpio

En otra os cuento cómo podemos realizar una limpieza, que es mucho más fácil y menos peligroso de lo que la gran mayoría se cree.

Read Full Post »